Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

Carolina Peirano Gasman

Vengo de una familia de intelectuales, artistas y deportistas... Como era de esperar, a lo largo de mi infancia tuve un amplio recorrido en áreas que aseguraran mi camino profesional parecido al de mi familia: clases de piano, pintura, chelo, poesía, tenis, natación, gimnasia olímpica, ballet, flamenco, canto...

Nunca duraba mucho en ninguna de ellas, miraba a mis hermanos apasionados pianistas, y yo en ninguna de las materias encajaba. Pensaba que en realidad yo no había heredado esa parte "artística", pasional y devota de alguna materia en la que destacara. El disgusto conmigo aumentaba... Nada me resultaba realmente cautivante. Cuando llegó la hora de decidir una carrera, escogí veterinaria. Los animales siempre fueron un atractivo importante en mi niñez, aunque eso no fue suficiente para que me gustaran las materias de la carrera. Quedé un año a la deriva, y mis padres me recomendaron ir con un psicólogo "orientador vocacional"... Dudo que hoy aún se utilice esa denominación. A mí me ponía nerviosa esto de ser evaluada... Test de inteligencia, contar toda mi historia, explicar una y otra vez que no tenía nada que realmente me gustara como para dedicar mi futuro. Al final, para mi sorpresa, el psicólogo recomendaba en su extenso y detallado informe, que estudiara psicología... Mi reacción: "no voy a poder... Esto de leer enormes libros densos no va conmigo"... Por suerte esa fue mi única excusa... Porque esos enormes libros, horas de estudio, análisis y elaboración de proyectos, fueron justo lo que necesitaba. Mi fascinación no estaba fuera! Tantos años buscando algo que me apasionara lejos de mí! Siempre estuvo conmigo... El gusto de explicar mi conducta y la de los demás, mi necesidad de entender y acompañar al otro en su emoción e historia, siempre entendía los motivos que nadie validaba, defendía al atacado y hablaba por lo injusto. Lo ilógico de la lógica me atraía y me entretenían los debates en defensa de causas vistas como perdidas. Hoy, después de la carrera, diversas formaciones y especializaciones, siento que en realidad escogí bien, escogí por mí y para mí, antes que para el otro... Antes que la tradición de mi familia.

Formación académica:
- Formación en Constelaciones Familiares, Jera, Escuela Sevillana de Terapia Gestalt, Sevilla, España. 2016
- Formación en Terapia Gestalt Infantil, Jera, Escuela Sevillana de Terapia Gestalt, Sevilla, España. 2015
- Mindfulness para regular emociones (Programa Inteligencia Emocional Plena). Universidad de Málaga. 2014.
- Formación en Terapia Gestalt, Jera: Escuela Sevillana de Terapia Gestalt, Sevilla, España. 2013- 2017.
- Máster en Intervención y Mediación Familiar, Universidad de Sevilla, Sevilla, España. 2012 - 2013
- Diplomado de Psicología en Peritajes Sociales y Psicológicos en el ámbito de la justicia Penal y Familiar. Universidad Viña del Mar – Viña del Mar, Chile. 2012.
- Licenciatura en Psicología, Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Universidad Viña del Mar - Viña del Mar, Chile. 2016 - 2010.