Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

Terapia para Adoslescentes

Una etapa donde reforzar y corregir a tiempo puede solucionar un futuro

La adolescencia suele percibirse como una etapa problemática, por los cambios personales, familiares, físicos o relacionales que generalmente la acompañan. Aunque no siempre se vive de manera conflictiva, es cierto que en algunas familias pueden experimentarse dificultades que pueden requerir apoyo profesional. Algunas dificultades pueden ser la falta de comunicación, problemas para poner límites que se respeten, actitudes desafiantes, conflictos en las relaciones con padres y madres o hermanos y hermanas, problemas de identidad, la sexualidad, dificultades en el ámbito educativo (absentismo, fracaso escolar…), altas capacidades, inicio del consumo de drogas, bullying o acoso escolar, baja autoestima, problemas de relaciones sociales con los iguales…

A través de la terapia se trata de fomentar la autonomía de los adolescentes, para que sean capaces, con el apoyo de un psicólogo o psicóloga, de potenciar unas relaciones familiares y sociales más sanas y positivas, construir una identidad respaldada por una adecuada autoestima y tomar conciencia de los propios recursos y movilizarlos hacia un funcionamiento más óptimo, entre otras.